Revueltas en Francia

Se puede decir que un escalofrío recorre Europa… Francia, Bélgica y Holanda han vivido en las últimas jornadas una revolución mascada lentamente y alimentada por la marginación, el racismo, el miedo al desconocido, la incultura y un sistema económico que no da oportunidades a todas las personas. La política de subvenciones realizada por Francia demuestra ser finalmente un fracaso, el capitalismo en el que vivimos proclama la supervivencia del más fuerte. De nuevo se demuestra que las ideologías de izquierdas y derechas son un montón de basura que se usa para entontecer a la sociedad porque no resuelven los problemas de fondo de nuestra convivencia como seres humanos.

La manipulación informativa que vivimos se va a incrementar espectacularmente en los próximos días y meses. La reacción del gobierno español ha sido la de “una revuelta como la de Francia es difícil que ocurra en España”. Enorme mentira, ya ha sucedido, ¿recuerdan los sucesos de El Ejido hace unos años? Menor en magnitud cierto, pero es un precedente que volverá a suceder, y quizás a nivel nacional. Poco importa que el gobierno sea del PSOE, si hubiera sido del PP su posición hubiera sido igual de anestésica, para evitar a la ciudadanía el dolor de recordar aquél refrán tan castizo de “Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar”.

Desde Europa vemos a los Estados Unidos con soberbia. Europa es la cultura, la cuna de la ¿civilización?, mientras que los gringos son unos catetos sin criterio. Sin embargo, estoy seguro de que la clase política americana, tanto republicana como demócrata, debe estar descojonándose de risa ante el rumbo que ha cogido Europa y los sucesos de Francia.

El problema es de difícil análisis, cierto. Pero es posible que si queremos llegar a la raíz del asunto, tenemos que reconocer que hay que abolir el concepto de representación parlamentaria que nos han vendido como necesario para la democracia. Los fundamentos del Estado moderno surgen a partir de la Revolución Francesa, ya han pasado doscientos años de continuos engaños: es imposible que un parlamentario represente toda la diversidad de ideas, opiniones y decisiones de los miles de ciudadanos que lo han elegido. Las ideologías de derechas e izquierdas han llenado los bolsillos de los políticos a costa del recorte en el bienestar de la ciudadanía. Erich Fromm vaticinaba hace unos años la desaparición de las clases medias. ¿Será así?

Los políticos son los funcionarios del capital.

Publicado en Europa. Leave a Comment »

Europa, 20 años después

En el próximo 2006 España va a cumplir 20 años de pertenencia a la Unión Europea, entonces llamada Comunidad Económica Europea. Siento no entender el cambio de nombre, puesto que la unión entre los países europeos es más de mercados que de propuestas que busquen beneficiar a los ciudadanos. Ciertamente los españoles hemos de estar muy agradecidos a la ayuda recibida durante este tiempo, que ha sido muy cuantiosa, y reconozcamos que hemos desarrollado cierta dependencia económica de ella.

En 1986, quien escribe estas líneas tenía diez años. La entrada en la Comunidad Europea parecía nos lo vendieron como algo sobrenatural. Parecía que el sol iba a brillar más. Lo primero que noté fue que las tiendas y supermercados se inundaron de productos europeos. Al cabo de los años creo ser uno de muchos españoles y europeos que están desencantados con esta idea de Europa que nos quieren vender. Mantener el estado del bienestar en una Europa envejecida, veinte millones de parados y con la competencia de Estados Unidos y China no es fácil, sin duda. Sin llegar al euroescepticismo de los británicos, creo que la solución a este embrollo no será aplicar las tesis neoliberales con las que nos machacan todos los días en los medios de comunicación. Por ejemplo, la famosa flexibilidad laboral. Parece que los políticos europeos quieren que seamos contorsionistas con tanta flexibilidad, palabra tapadera para designar el incremento en el puteo de las condiciones laborales de los ciudadanos, así como el desmantelamiento progresivo de la sociedad del bienestar.

Pueden leer, en este mismo blog, “El NO de Francia a la Constitución Europea”.

Publicado en Europa. Leave a Comment »

El NO de Francia a la Constitución Europea

Parece que las encuestas indican un triunfo del NO en Francia en el referéndum de la Constitución Europea. Esta decisión parece que va a suponer un freno a la construcción europea, uno de esos conceptos difusos que políticos y periodistas nos venden como imprescindibles para nuestro futuro bienestar. Cierto es que España ha recibido cuantiosas ayudas desde su incorporación a la Comunidad Europea, pero esto no implica que el futuro sea de color de rosa. Durante la campaña electoral sobre la Constitución Europea en España, políticos y medios de comunicación nos machacaron con la necesidad del SI, amenazando con que la caja de Pandora se abriría si elegíamos que NO. En la televisión pública dedicaban unos minutos en los telediarios para explicarnos las bondades de esta Constitución Europea, lo cual me recordaba cuando Letizia Ortiz nos hablaba hace unos años de las bondades del Euro. Y, pasado el tiempo, los ciudadanos percibimos que el Euro ha disparado la inflación, situación ante la cual los gobiernos han maquillado, o más bien, han realizado una auténtica operación a vida o muerte, para salvar las cifras de inflación y suavizarlas. Ejemplo de esa operación a vida o muerte es no incluir el precio de la vivienda en el cálculo de la inflación. Todo sea por el sentimiento europeísta de los españoles.

Europa está bien. Pocos lo dudan. Pero de nuevo políticos y periodistas nos cuentan las cosas bonitas, usan la táctica de anestesiar a los ciudadanos para que estén a gusto con las informaciones que reciben acerca de Europa. Sin embargo, no se habla por ejemplo, de la directiva Bolkestein, que implica el comienzo de la desaparición de la sociedad del bienestar, esa que tanto nos prometen con la Constitución Europea. Observo con optimismo que salga NO en Francia y otros países, puesto que dar carta libre al poder, como hemos hecho en España, me parece una grave falta de juicio crítico y de permisividad ante cualquier cosa que se les ocurra a los políticos.

Publicado en Europa. Leave a Comment »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.