Revueltas en Francia

Se puede decir que un escalofrío recorre Europa… Francia, Bélgica y Holanda han vivido en las últimas jornadas una revolución mascada lentamente y alimentada por la marginación, el racismo, el miedo al desconocido, la incultura y un sistema económico que no da oportunidades a todas las personas. La política de subvenciones realizada por Francia demuestra ser finalmente un fracaso, el capitalismo en el que vivimos proclama la supervivencia del más fuerte. De nuevo se demuestra que las ideologías de izquierdas y derechas son un montón de basura que se usa para entontecer a la sociedad porque no resuelven los problemas de fondo de nuestra convivencia como seres humanos.

La manipulación informativa que vivimos se va a incrementar espectacularmente en los próximos días y meses. La reacción del gobierno español ha sido la de “una revuelta como la de Francia es difícil que ocurra en España”. Enorme mentira, ya ha sucedido, ¿recuerdan los sucesos de El Ejido hace unos años? Menor en magnitud cierto, pero es un precedente que volverá a suceder, y quizás a nivel nacional. Poco importa que el gobierno sea del PSOE, si hubiera sido del PP su posición hubiera sido igual de anestésica, para evitar a la ciudadanía el dolor de recordar aquél refrán tan castizo de “Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar”.

Desde Europa vemos a los Estados Unidos con soberbia. Europa es la cultura, la cuna de la ¿civilización?, mientras que los gringos son unos catetos sin criterio. Sin embargo, estoy seguro de que la clase política americana, tanto republicana como demócrata, debe estar descojonándose de risa ante el rumbo que ha cogido Europa y los sucesos de Francia.

El problema es de difícil análisis, cierto. Pero es posible que si queremos llegar a la raíz del asunto, tenemos que reconocer que hay que abolir el concepto de representación parlamentaria que nos han vendido como necesario para la democracia. Los fundamentos del Estado moderno surgen a partir de la Revolución Francesa, ya han pasado doscientos años de continuos engaños: es imposible que un parlamentario represente toda la diversidad de ideas, opiniones y decisiones de los miles de ciudadanos que lo han elegido. Las ideologías de derechas e izquierdas han llenado los bolsillos de los políticos a costa del recorte en el bienestar de la ciudadanía. Erich Fromm vaticinaba hace unos años la desaparición de las clases medias. ¿Será así?

Los políticos son los funcionarios del capital.

Publicado en Europa. Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: